En 6 días de Clash Royale en la CR Nations Cup se han disputado un total de 213 partidas, todas ellas correspondientes a la primera ronda de la Fase de Grupos. Han habido encuentros rápidos, como el Finlandia-Italia que apenas tuvo 9 mapas, y otros más largos como el que protagonizaron guatematelcos y argentinos, que se alargó hasta las 19 partidas.

Los 16 choques disputados han dejado datos de todo tipo, como el más que pobre 38% de win-rate que ha acumulado una de las cartas por antonomasia del universo Clash: el Gólem. Gran parte de responsabilidad la tiene ese modelo tan odiado que combina la tropa de corazón de piedra con la Choza de Bárbaros, que ni siquiera ha llegado al 40% de efectividad. Tampoco lo ha hecho el Golemnado ni la combinación de Bruja nocturna y Leñador.

Pero ha sido un buff reciente el que ha condicionado el metagame en gran medida. La Valquiria lleva varios meses recibiendo pequeños incrementos en sus características, hasta que ha llegado el punto en el que es más que jugable. El tremendo auge de los decks de Cementerio y, sobre todo, Ballesta no hacen más que corroborar lo fuerte que está la tropa de daño en área.

Una de cada 20 barajas empleadas a lo largo de la primera ronda de la Fase Viento ha sido la de Cementerio con Valquiria, cosechando un nada desdeñable 64% de win-rate. También con los Pillos ha obtenido buenos resultados (60% de eficiencia), aunque con mucha menos usabilidad. De hecho, más de la mitad de los decks de Cementerio que se han visto han sido junto a la pelirroja del hacha.

Algo muy similar ha sucedido con los mazos de Ballesta y es que hasta 11 jugadores se han atrevido a combinarla con la Valquiria, para marcar un 64% de win-rate. El brasileño Gustavo, el finlandés Metetin, el peruano She, el argentino Lince o el belga Nikhil son solo algunos de los protagonistas que han contribuido a que la estructura de asedio terminara la jornada con un positivo 54%.

Pero si hablamos de asediar no hay estructura que lo haga mejor que el Mortero, que precisamente ha sido la win-condition más efectiva de la ronda primera de la Fase de Grupos. Ha ganado 10 de las 15 partidas en las que ha sido jugado, en gran parte combinada con el Minero y los Pillos en una baraja que ha dado unos resultados alucinantes, imponiéndose en el 83% de los encuentros.

Contrariamente, en una línea muy descendiente se encuentra el Montapuercos, que ni siquiera ha logrado alcanzar el 45% de partidas ganadas. Su empleo sobre la arena se ha reducido mucho y de momento no parece una opción válida en el formato de juego del Mundial. Únicamente el ciclado más puro de Monta, junto a la Mosquetera y cartas de bajo coste, ha podido establecerse como eficaz para sumar victorias.

Entre los ataques aéreos más destacados, volvió a triunfar el Globo sobre el Sabueso. El tradicional combo Lavaloon fue bajado a la arena en hasta 25 ocasiones, para terminar con un 48% de eficiencia. La gran vaca no llegó al 50% de win-rate, cifra que sí superó el bombástico gracias al 56% que acumuló sin la ayuda de su fiel amigo. Pero si algo no contribuyó a esa efectividad del Globo fueron los continuos intentos de sorpresa con el hechizo de Hielo, que apenas pudo ganar 1 de las 5 partidas en las que se probó.

 

Los cerdos entran en escena

Todavía no se ha fijado un mazo concreto en el que los Cerdos reales puedan brillar o un método de uso óptimo, pero ya están dando sus primeros saltos sobre la arena de Clash Royale. Sin embargo, no están ofreciendo una fiabilidad suficiente como para que los grandes jugadores los empleen en momentos cumbres de los encuentros.

De momento, en lo que llevamos de Fase Viento solo 6 veces han sido utilizados y únicamente en 2 se ha llevado la victoria. Los asiáticos 24 (Hong Kong) y Xiake (Taiwán) han sido capaces de sumar triunfos con ellos, mientras que otros atrevidos como Peppe (Italia), Fabian (Costa Rica), Black Mo (Hong Kong) y Luis (Puerto Rico) no han tenido la misma suerte.

Se han jugado solos, sin acompañamiento de otra win-condition, y en combinaciones interesantes, como la que encontró Xiake para remontar su partida contra Yadiel y ganar su set ante Puerto Rico. Aunque el choque terminaran sumándolo los portorriqueños, el jugador taiwanés sorprendió con este deck, mediante un brutal push que ni el Trío de Mosqueteras defensivo fue capaz de frenar con garantías.

Óscar Tejedor - @eClasher_News